Obras en Colección Museo de Artes Visuales de la Universidad de Talca


Colección Museo de Artes Visuales Universidad de Talca 




Autorretrato 
Acrílico sobre lino
160 cm. x 120 cm.
2009

Texto de Carolina Abell en libro PINCELADA DEL MAULE, página 82.   Editorial Universidad de Talca

 Alfonso Fernández Acevedo Nace en Santiago de Chile en 1969

Tempranamente, alrededor de los 14 años, se inicia en el lenguaje creador. Parte con las lecciones, en dibujo y pintura, del profesor Cesar Osorio. Luego, entre 1987 y 1992, el destacado artista Nemesio Antúnez le concede una beca de estudios en el Taller 99. Allí, trabaja directamente con el creador y aprende grabado. Intaglio, litografía, fotograbado y serigrafía, serán algunas de las técnicas que utilizará para  expresarse.

Al año siguiente, en 1993, es becado. La Agencia del Servicio Informativo de los Estados Unidos, lo envía al Tamarind Institute. Asiste a un taller internacional en la Universidad de Nuevo México, Albuquerque. Al poco tiempo, regresa como Artista Invitado y continúa su perfeccionamiento en el departamento de grabado de la Facultad de Bellas Artes de la misma institución universitaria. En 1994, es nuevamente becado para proseguir sus estudios en el afamado Tamarind Institute. Esta vez, asiste a un programa de entrenamiento en litografía. Las nuevas posibilidades creadoras le permiten, en esta ocasión, continuar con sus búsquedas plásticas -con gran oficio- logrando un lenguaje más dinámico y afiatado.
Tras algunas exposiciones individuales, exhibe en 1997, en la galería A.M.S. Marlborough. Entonces, muestra series de dibujos y monotipos. Son homenajes a toreros caídos recordando pasajes de la historia del arte. Las imágenes sintéticas y de coloridas tintas plantean el tema de la muerte. Entonces, presenta también dibujos. Delicadas composiciones, en técnicas mixtas, de cuerpos femeninos. Mujeres erguidas en situaciones cotidianas están insertas en escenas solitarias o compuestas de espacios interiores. Luego, Fernández vuelve a la pintura. Parte trabajando con modelos retinianos: Bodegones y naturalezas muertas. Sigue con animales. Caballos serán los protagonistas de “Tránsito Pictórico” que transforma el cuerpo humano en paisaje, mientras fuertes formas figurativas toman protagonismo a través de un nervioso gestualismo direccional que aplica cromías puras y vibrantes a los animales. A esa etapa experimental, le sucede “Movimientos Hípicos”. En esa muestra, mantiene la fuerza del trazo gráfico-pictórico y produce una simbiosis icónica entre ser humano y animal. A partir del año 2000, vuelve a la figura humana sin olvidar el camino avanzado. La mancha, en su pintura, es una instancia más gestual que gráfica. Y, por eso, en “Laberintos Integrados” hace un libre recorrido que, como en ocasiones anteriores, se inicia con una definida figuración que culmina con una irrenunciable abstracción. En este período de trabajo, será muy relevante la relación que establece con el artista visual Sam Gilliam, en Washington D.C., gracias a la beca del Consejo de las Artes de Ohio. Posteriormente, retoma -bajo el tema del autorretrato- el austero grabado y, en el marco de la figuración abstracta, indaga con relieves y esculturas en cerámica. 




El Rapto Recuerdo
Óleo sobre yute
80 cm. x 100 cm.
1999




                                                                   El Reflejo en el lago
Acrílico sobre lino
130 cm. x 240 cm.
2010

East Side View VIII
Óleo sobre lino
130 cm. x 195 cm.
2007

Encuentro Mineral Sewell
Carbón, relave mineral acrílico sobre lino
2003



Playa de Iloca
Óleo sobre lino
100 cm. x 130 cm.
2009






   Cabeza de Mujer IV y V 
Oxicorte, Soldadura al arco y Sodadura Mig en Acero 
Emplazadas en Centro de Extensión Curico Universidad de Talca 


Fotografia  Pinceladas del Maule 2012 Iloca Duao. 
Gentileza  Extensión Cultural Universidad de Talca 




Links  sobre esta publicación:

Comentarios

Entradas populares de este blog